divendres, 25 d’abril de 2008

SR. REIS/SR. PESSOA

El Sant Jordi ens deixa el cos literat, no??

"Vivem em nós inúmeros;
Se penso ou sinto, ignoro
Quem é que pensa ou sente.
Sou somente o lugar
Onde se sente ou pensa.
Tenho mais almas que uma.

Há mais ens do que eu mesmo.
Existo todavia
Indiferente a todos.
Faço-os calar: eu falo.

Os impulsos cruzados.
Do que siento ou nao sinto
Disputam em quem sou.
Ignoro-os. Nada ditam
A quem me sei: eu escrevo."

Ricardo Reis / Fernando Pessoa
·
[ Viven en nosotros innúmero/ si pienso o siento, ignoro/
quién es quien piensa o siente. / Soy tan sólo el lugar / donde
se siente y piensa / Tengo más de una alma / Hay más yos
que yo mismo. / Existo, sin embargo, / indiferente a todos. /
Los hago callar: yo hablo. / Los impulsos cruzados / de la que
siento o no siento / porfían en quien soy / Los ignoro. Nada
dictan / a quien me sé: yo escucho. ]
·
El senyor Pessoa -sense saber-ho, a principis del segle XX- ens oferí el 'Jo postmodern', el jo fragmentat de la postmodernitat, poliédric, fragmentat... tan ben descrit a K.J.Gergen, (1991). El yo saturado. Barcelona: Paidos, 1992)...

Gergen habla de un yo saturado en las múltiples relaciones que establece con los otros; un yo roceado, multifacético, producto de la vertiginosa multiplicación de las comunicaciones de la época actual. Su concepto de multifrenia evoca la pluralidad de aspectos y la dificultad de concluir un proceso de unificación de la personalidad, o de elaborar una única autoimagen; más bien renunciamos a ella y nos aceptamos como personalidades plurales en distintos contextos.
Frente a los mitos de personalidades íntegras, la postmodernidad presenta la personalidad multifacética. No cree en un yo formado por un núcleo inmutable y rodeado de una periferia versátil. No en una identidad personal profunda, diferente de las apariencias superficiales. Piensa, en contra, que en cada momento desplegamos unos rasgos del yo que en otros momentos quedan inhibidos o relegados por rasgos competidores. Algunos son congruentes entre sí, pero no siempre: podemos ser sumisos en unos momentos y altivos en otros; a veces somos responsables, comprometidos, exigentes, o todo lo contrario; en ocasiones somos capaces de expresar emociones sutiles mientras que en otros momentos somos impenetrables; podemos ser simpáticos y antipáticos, egoístas o solidarios, etc. según los contextos. Y afortunadamente, pues uno de los criterios de buena salud mental es el no ser rígidamente monofacético. Gergen hace corresponder los rasgos de ese yo desmembrado con los de la realidad extern. En cocreto con las relaciones sociales que creamos y mantenemos a través de continuas interacciones. En cada relación nuestro yo se define de una manera diferente, creándose una nueva dimensión o un nuevo rasgo suyo.
(Alberto Carreras, Universidad de Zaragoza)
·
Pessoa, un dels 'monstres' de la Literatura Sideral: el pioner de la Postmodernitat !!!!! ...
·
... per a un altre dia deixem Lisboa, els fados i la 'saudade'.... de moment, escolteu i veieu a Madredeus a la part esquerra del blog

2 comentaris:

pati di fusa ha dit...

oh, ciutadà k, vostè em va obrir els ulls a la postmodernitat en els bells temps d'estudiants a cerdanyola! :)

jo, en canvi, què li vaig ensenyar? a fer altars de barça campió... :(

per cert, tenim el tema del JO pendent, eh?

(ai, és que em feia pena, el post de pessoa, aquí sol i oblidat...)

Ciutadà K ha dit...

Caramba !!! quin comentari més nostàlgic, amiga Pati... i de reconeiements mutus...

Sí, pobret Pessoa estava solet, pobret... sort del Robi que sempre els fa companyia...