divendres, 5 de novembre de 2010

CONTRA DEU ... (4)

Mortales, finitos, limitados, dolidos por esas constricciones, los humanos, preocupados por la completud, inventan una potencia dotada precisamente de las cualidades opuestas: con sus defectos dados vuelta como los dedos de un par de guantes, fabrican las cualidades ante las que se arrodillan y luego se postran. ¿Soy mortal? Dios es inmortal. ¿Soy finito? Dios es infinito. ¿Soy limitado? Dios es ilimitado. ¿No lo sé todo? Dios es omniscente. ¿No lo puedo todo? Dios es ominpotente. ¿No tengo el don de la ubicuidad? Dios es omnipresente. ¿Fui creado? Dios es increado. ¿Soy débil? Dios encarna la Omnipotencia. ¿Estoy en la tierra? Dios está en el cielo. ¿Soy imperfecto? Dios es perfecto. ¿No soy nada? Dios es todo, etcétera.
··
Por lo tanto, la religión se convierte en la práctica por excelencia de la alienación; supone la ruptura del hombre consigo mismo y la creación de un mundo imaginario en el cual la verdad se encuentra investida imaginariamente. La teología, afirma Feuerbach, es una 'patología psíquica', a la que opone su antropología basada en una especie de 'química analítica'. No sin humor, propone una 'hidroterapia neumática': utilizar el agua fría de la razón natural contra los calores y vapores religiosos, en especial, los cristianos....

Michel Onfray (2006)
Tratado de ateología, pp. 49-50
Il·lustració: Alberto Montt
·

3 comentaris:

pati di fusa ha dit...

m'encanta aquest xist!!! :D

Nur ha dit...

Una dutxa d'aigua gelada necessitem????? A mareta meua, no cal que estic molt constipada!!!!
Mira si voleu guanyar, guanyeu, ja us ho trobareu........

Ciutadà K ha dit...

Jo estiu i hivern sempre em dutxo en aigua gelada... per això sóc tan ateu?

'Ja ens ho trobarem'?, a on? a l'infern? ... :S