divendres, 27 d’agost de 2010

LOS GAYS Y LOS ZURDOS RECUERDAN MEJOR LAS CARAS

·
Los hombres gays nunca olvidan una cara, o al menos lo hacen menos que sus congéneres heterosexuales. Se debe a que el cerebro de los primeros funciona como el de una mujer, según un nuevo estudio.
·
Un equipo de neurocientíficos de la Universidad de York, en Canadá, puso a prueba la memoria de un grupo de mujeres y hombres en los que había igual número de gays y heteros. En cada formación también había los mismos zurdos que diestros. Después vieron fotos de 50 personas durante menos de un segundo cada una y se les pidió que identificasen entre ellas a las 10 que ya habían visto.
·
Los primeros de la clase resultaron ser los hombres gays y las muejeres heterosexuales, que obtuvieron las puntuacionas más altas, mientras los hombres heteros quedaban en cola. Los expertos creen que la explicación está en que los gays usan ambos lados del cerebro cuando intentan recordar una cara, justo lo mismo que hacen las mujeres heterosexuales, lo que les da ventaja sobre sus competidores.
·
"Nuestros resultados sugieren que tanto los hombres gays como las mujeres heterosexuales procesan cada cara usando ambos lados del cerebro", explica Jennifer Steeves, que ha liderado el experimento. "Este comportamiento permite recuperar información almacenada en el cerebro de forma más rápida", añade.
·
Para los heteros, la única salvación es ser zurdo. Los hombres heterosexuales zurdos lo hicieron mejor que nadie, incluidos los heteros diestros y los homosexuales zurdos. Casualmente, otro estudio demostró hace años que los hombres gays tienen un 39% más de posibilidades de ser zurdos que los heteros.
·
Como no podía ser de otra forma, Steeves ha publicado el trabajo en la revista científica Laterality. Sus resultados corroboran otras similitudes entre hombres gays y mujeres hetero en el uso de los hemisferios cerebrales descritas por un equipo del Instituto Karolinska de Suecia en 2008. El trabajo, que analizó el habla y la activación de ambos lados del encéfalo con escáneres, también encontró grandes similitudes entre hombres hetero y lesbianas. Un año antes, otro equpo exploró el mito de que las mujeres no saben orientarse. Midieron la capacidad de usar un mapa en hombres y mujeres de ambas preferencias sexuales. Los hombres heteros se llevaron la palma, seguidos de sus congéneres homosexuales, las lesbianas y, por último, las mujeres hetero.


Nuño Domínguez
Público, 21/08/10
·

8 comentaris:

la polita ha dit...

ostres, tu! que curiós! jo sóc un clar exemple de dona hetero que no s'orienta en absolut! això dels esquerrans m'ha impactat, eh. no afecta que una dona sigui esquerrana, doncs?

Nur ha dit...

jajajajjajaj
quina gràcia, així que jo, ja, si em perdo en un mapa , no es culpa meva, he nascut així, dona i hetero!!!!!!!
Hi ha gent que perd el temps en unes xorrades!!!!!
Amb aquest diners que han perdut en això... a quans haguessin pogut ajudar??? però bueno, això i tantíssimes coses....

pati di fusa ha dit...

au au, visca el poti-poti! i les conclusions, quines són? em sembla que s'han fet la pitxa (o el txitxi) un lio, i perdó...
la meua conclusió és clara: poca faena!!!

que no érem postmoderns? quina mania de voler encaixonar-ho tot!

Ciutadà K ha dit...

...confirmat, Pats, pequeño saltamontes: Ets una alumna aventatjada !!!!

:)

I no és només encaixonar, sinó 'cossificar', que encara és pitjor!!

pati di fusa ha dit...

gràcies, mestre! sempre aprenent... ;)

Aristofeles ha dit...

conclusió: per ser un bon fisonomista tens que ser gai i esquerrà...o dona. I paguen per fer aquestes investigacions? mana c...

Ciutadà K ha dit...

Sí, sí hi ha gent que es guanya la vida amb això ... la meva pregunta és: per a poder millorar la meva habilitat fisonomista m'he de fer gai? (esquerrà ja ho sóc :P )

... totalment delirant!

carol vikinga ha dit...

M'agrada la foto. I sí, poca feina... conec a moltes dones que s'orienten amb un pis pas i jo, quan vaig a pilate si em diuen que aixequi la mà esquerra i la cama dreta i no sé què ja m'he fet la pixa un lio. Pa gusto, colores, que diu ma mare. I suposo que amb els cervells, igual.