dijous, 16 de desembre de 2010

NACER

·
NACER
·
Naciste a mis ojos con trece años.
Así, de repente.
·
Fue un parto muy original,
pues naciste mientras cenábamos una pizza.
No hubo embarazos,
ni noches en vela, ni pañales.
No te llevé a la escuela tu primer día,
cogido de mi mano.
·
No te enseñé a jugar al escondite
ni al juego del truquemé.
No te llevé a la playa
a ver a aquel delfín enfermo.
·
Pero te prometo que quisiera haber hecho todo aquello,
y que todos los días lo echo en falta.
Pero naciste con trece años,
así, de repente, y con una pizza.
·
Sé que en realidad viniste al mundo
en una fría primavera en Dinamarca.
Y que los prados estaban helados en tu día.
Ya sé que tienes padre,
que tienes gente que te quiere a tu alrededor,
amigos, primos, tías, abuelos
y cómo no, una madre.
Y es que nadie es sólo para uno mismo.
Hay que aprender a compartir
a aquellas personas que amamos.
Y yo soy otro más, el último en aparecer a la fila.
·
Sólo te diré,
que soy yo el niño cuando estoy contigo,
y que aprendo mucho cuando estoy junto a ti,
como si no tuviera ni idea del juego del truquemé,
como si fuera a primera vez que veo a un delfín enfermo.
·
Sólo te diré,
que tú has nacido de verdad para mí,
aunque hayas nacido con trece años,
así, de repente, y con un pizza.
·
Kirmen Uribe (2008:189-190)
Bilbao-Nueva York-Bilbao
·

4 comentaris:

Nur ha dit...

que bonic!

Ciutadà K ha dit...

a què sí? la imatge de que et portin un nen als 13 com si fos una pizza és simpàtica :D

laura ha dit...

es precioso y tiene frases realmente bonitas!

... por si acaso, no comeré muchas pizzas no vaya a ser que vengan en la caja!

Ciutadà K ha dit...

...je,je,je... mejor que apartes las pizzas ... ¡o no! :P