dimarts, 19 de febrer de 2013

WORK

_
Cuando Rafa Nadal golpea la pelota en un torneo, ¿está trabajando o sólo jugando al tenis?¿Realmente trabajan los millonarios deportistas de élite, o se limitan a entrenarse y jugar y cobrar? ¿Están trabajando los actores de Hollywood cuando actúan? Puesto que el trabajo es un bien cada vez más escaso, cabe preguntarse qué es.
 
En su origen, el verbo trabajar se hermanaba con sufrir, esforzarse, proucrar por, de donde, más tarde, laborar, obrar. Procedía del latín tripaliare, o sea, torturar, derivado de tripalium, que era una especie de cepo o instrumento de tortura. De modo que Rafa Nadal dio en el clavo cuando declaró que para triunfar hay que sufrir, o, lo que es lo mismo, trabajar.
 
En inglés, el sustantivo work, del vetusto worc anglosajón (hito, acción, negocio), precedió al verbo to work (trabajar, operar, funcionar). La unión en una sola palabrade trabajar y funcionar se ilustra a la perfección en el ingenioso eslogan de Saatchi & Saatchi para la campaña electoral que en 1979 dio la victoria a Margaret Thatcher. Es este: "Labour isn't working', que significa tanto 'el partido laborista no funciona' como 'el partido laborista no trabaja'. ¡O las dos cosas a la vez!
 
Un sinónimo de hard work (trabaja duro) es toil. De origen francés, queda estupendo en el título de la novela de Víctor Hugo Toilers of the Sea (Los trabajadores del mar).
 
Hoy, ¿la tortura es trabajar o no tener trabajo?
 
John W. Wilkinson
a Globish del Magazine
de La Vanguardia del 17/02/13