dimarts, 2 d’abril de 2013

QUE GALGOS O PODENCOS

_
Hace un par de semanas Facebook cerró durante veinticuatro horas la cuenta de la Galerie du Jeu de Paume, de París. El motivo: habían colgado una foto en blanco y negro, obra de la artista Lauren Albin Guillot, hecha en 1940 y en la que se ve a una mujer recostada con los pechos a la vista. Étude de nu, se titula la obra. La que se ha liado. Inmediatamente han surgido las protestas. ¿Cómo se atreve Facebook a censurar una obra de arte? ¡Qué mojigatos son! La mismísima Jeu de Paume ha hecho pública su indignación y ha recordado que la foto de Guillot es un clásico “de gran valor artístico, que no tiene nada de pornográfico y que cumple con el derecho a publicar contenidos de naturaleza personal”. Dicen también que Facebook debería revisar su normativa, ya que “no distinguir entre una obra de arte y una imagen pornográfica es discutible y, sobre todo, peligroso”. Algunos han llegado a escribir que “Facebook no es capaz de distinguir entre ambos conceptos”.
 
Menos tonterías. Hasta los críos saben que una de las normas de Facebook es no permitir fotos de cuerpos desnudos. Los que protestan por que no deje colgar esa imagen de un cuerpo desnudo deberían leer antes las normas de esa red. Porque, si voluntariamente te apuntas a Facebook, tienes que aceptarlas. Si no, no te apuntes. ¿A qué viene entonces tanto aspaviento? Eso, por un lado. Por el otro, ¿en qué se basan para defender el derecho de la foto de Guillot a estar en Facebook y no de una de las que ellos consideran porno? ¿En que la foto es de 1940 y está en blanco y negro? Nadie con dos dedos de frente puede plantear que una obra –frotográfica, escultórica o pictórica- o es pornográfica o es arte. ¿Acaso una categoría excluye a la otra? Los cuadros de Picasso en los que aparecen parejas copulando con genitales desmesurados son arte y pornografía a la vez.¿Catalogamos El origen del mundo de Courbet como arte y la famosa foto de Demi Moore joven, despatarrada y con el felpudo sin depilar,  no?¿Y qué hacemos con los cuadros de la valoradísima serie Made in Heaven, del artista Jeff Koons (el del perrito del Guggenheim de Bilbao), en la que él mismo aparece con Cicciolina, dale que te pego hasta la rociada final?.

Los murales de Pompeya con mil y una posturas sexuales, ¿son arte simplemente porque han pasado un montón de siglos?¿Son aceptables la Venus de Willendorf o la Venus del espejo de Velázquez (con su angelito pillín) porque una es de hace 20.000 años y la otra del siglo XVII y, en cambio, no es aceptable una foto de Bar Rafaeli? Anda ya. Consideran arte El almuerzo  sobre la hierba de Manet y no se dan cuenta de que es una tela precursora de ese subgénero porno actual que se llama CMNF. Desde simpre, una rama del arte figurativo se ha dedicado a reproducir cuerpos desnudos, porque, si son bellos, resultan agradables a la vista. Cuando, en el franquismo, el porno estaba prohibido y yo tenía catorce años, sin ninguna revista guarra que llevarme a los ojos, me veía obligado a buscar refugio en el clasicismo. ¡Anda que no tengo que estarle agradecido a Nicolas Poussin y su La bacanal! La de veces que me sirvió para aplacar la testosterona de mi pubertad.
Quim Monzó, a Seré Breve en el Magazine
de La Vanguardia del 24/03/13