dimecres, 3 d’agost de 2011

EL AÑO NUEVO EN SAMOA

Santa Teresa de Ávila murió el 4 de octubre de 1582 y fue enterrada al día siguiente, once días después. Ocurrió así porque ese día en España el calendario juliano fue sustituido por el gregoriano. Lo que demuestra que los inventos del hombre distan mucho de ser perfectos, empezando por los años bisiestos.

Que los husos horarios se definen en relación con el meridiano de Greenwich no es más que una convención. Además, salvo Canarias, España siempre lleva una hora de ventaja respecto a la hora de Greenwich, y no pasa nada. La situación, empero, es algo más compleja al otro lado del mundo. El meridiano de 180º, conocido como la línea internacional de cambio de fecha (international date line), no es más que una zigzagueante raya imaginaria terrestre trazada sobre el oceano Pacífico. Pero puesto que Tierra gira de oeste a este, pasar de un lado al otro de la línea implica cambiar de fecha, exactamente un día, como bien sabía Jules Verne.

El primer ministro de Samoa, Tuilaepa Sailele, ha decidido que el próximo 30 de diciembre no existirá en su país. A las doce de la noche del jueves 29, los samoanos se colocarán, en un instante, en el día 31. Lo harán para estrechar sus lazos comerciales con Australia y Nueva Zelanda. Esta medida les dejará sin el reclamo turístico que asegura que Samoa es el último lugar de la Tierra donde se pone el sol. ¿Qué pasaría si alguien aprovecha ese día inexistente para cometer un crimen?

John W. Wilkinson
a Globish del Magazine
de La Vanguardia, del 31/07/11

2 comentaris:

Eva ha dit...

Uish! Justament aquest any... que anàvem a passar el cap d'any a Samoa!!!

Ciutadà K ha dit...

je,je,je,je

podeu anar igual, eh? el 31 no el toquen!! ;)