dimarts, 11 de setembre de 2018

COSAS DE BILBAO


Resultat d'imatges de desventajas de ser altoSer alto es un palo. Todos los niños quieren serlo (y chulean a ver quien lo es más) pero luego, si llegan a serlo, es un fastidio. El mundo está configurado a la medida de los bajos, en parte porque hace cincuenta o cien años la talla de nuestros antepasados era bastante inferior a la actual. He estado en casas en las que la altura de las pilas de las cocinas es tan baja que podrías lavarte los genitales en ellas. Y cuando te pones a fregar los platos, acabas con las lumbares destrozadas. Si la casa es tuya y puedes permitírtelo, llamas a una empresa de reformas y le pides que ponga la superficie a un metro del suelo, y las pilas de los lavabos, también. Así no hay que agacharse. Pero la rutina hace que a menudo les resulte imposible entenderlo:

- ¿A un metro? No. Es demasiado alto. Se ponen a 80 centímetros del suelo.

Es misma respuesta me la han repetido, profesionales distintos, siempre que he llegado a una casa o un piso nuevo y he decidido hacer reformas. La respuesta a dar es obvia: 

- Eso no es verdad. Se ponen a la medida que el cliente decide, que por algo es quien paga las obras.

Refunfuñan un poco, piensa "vaya tío excéntrico", pero la cosa se soluciona. Lo demencial es lo que ha pasado ahora en Bilbao. Mediante el sistema de renting, el Ayuntamiento ha contratado treinta y dos coches Mercedes Clase B Sports Tourer para la policía municipal y ahora resulta que los agentes que deben utilizarlos no caben en ellos si miden más de 1,80 metros. Quedan inmovilizados, con las rodillas encajonadas contra el salpicadero. Los asientos no pueden moverse hacia atrás porque llevan instalada una mampara de seguridad que los separa de la parte trasera, donde meten a los detenidos, caso de haberlos. Los agentes más altos de 1,85 no entran de ninguna manera. Y hoy en día esa altura es bastante habitual. La solución -un apaño- ha sido destinar esos nuevos coches a los agentes bajitos y que los altos utilicen los antiguos, en los que entran sin problemas.

Una vez más se demuestra que el mundo no está hecho para los altos, pero me fascina que eso suceda incluso en la tierra de aquel Josechu el vasco que dibujaba Muntañola en el TBO. Pero calcuol que, sin andarse con remilgos, de haber sido policía bilbaíno Josechu habría agarrado con una mano el Mercedes Clase B Sportr Tourer que le hubiesen asignado y se lo hubiese puesto sobre un hombre antes de salir a patrullar.

Quim Monzó a Seré Breve 
del Magazine de La Vanguardia del 09/09/18